Sudáfrica: La educación en Sudáfrica, un problema estructural

La educación en Sudáfrica, un problema estructural 

Consenso entre el ministerio de Educación y los estudiantes

El 01 de abril de 2021, la Unión de Estudiantes de Sudáfrica (SAUS) afirmaba que el cierre nacional de universidades llegaba a su fin. La unión estudiantil accedía a reanudar las clases después de que Nzimande aceptará algunas de sus demandas. La organización afirmaba que alrededor de 408 millones de euros se habían redirigido al NSFAS después de los recortes sufridos con anterioridad. Este impulso económico permitiría a los estudiantes nóveles la posibilidad de registrarse en una institución universitaria. Además, el acuerdo obtenido entre la SAUS y Nzimande permitiría a numerosos estudiantes matricularse en el nuevo año académico pese a encontrarse en deuda. Por consiguiente, la SAUS se mostraba optimista:

Por primera vez, ningún líder estudiantil ha sido suspendido por su participación en el parón nacional organizado por la SAUS y ninguna propiedad ha sido dañada. Asimismo, el Comité de Cartera Parlamentaria sobre Educación Superior ha confirmado el debate sobre la educación pública y la designación del asunto de las deudas y el informe de la Comisión Heher como prioridades en la agenda política. Por otro lado, el problema de la deuda estudiantil de 760 millones de euros va a ser discutida de nuevo en la agenda nacional, abriendo un proceso en el que se pueda categorizar a la misma y proponer posibles soluciones al parlamento”.

Por consiguiente, la SAUS declaraba que 22 de las 26 universidades públicas de Sudáfrica se habían comprometido a suspender las exclusiones académicas de los estudiantes afectados en el 2020 y los becados por la NSFAS podían matricularse en las universidades sin tener que pagar las tasas mínimas iniciales. Asimismo, 17 universidades ya habían comenzado a realizar registros académicos y la SAUS estaba a la espera de las otras 9 entidades educativas. Por otro lado, diversas instituciones como la Construcción Educativa y Autoridad para la Formación (CETA) o el presidente de la Provincia Cabo Oriental, Oscar Mabuyane, se comprometieron a financiar a algunos de los estudiantes que no habían conseguido las becas de la NSFAS.

Por lo tanto, todo hacía presagiar una reanudación de las actividades universitarias. Además, la SAUS aplaudió las acciones legales tomadas contra los policías implicados en la muerte de Ntumba y expresaba su satisfacción con el trabajo realizado por el defensor del pueblo en la defensa de los intereses de los estudiantes. La SAUS alegaba:

Mientras que el parón ha terminado, nuestra obligación es continuar con la búsqueda de resultados inmejorables mediante mecanismos alternativos. Queremos asegurar que ninguno de nuestros estudiantes que vuelvan a la universidad se quedan atrás. Nuestro interés es ver a todos los estudiantes registrándose, recibiendo su acomodo, su comida y sus materiales educativos. La SAUS os desea lo mejor en el curso académico de 2021

Naledi Shange, Unathi Nkanjeni, Ernest Mabuza, Iavan Pijoos, Shonisani Tshikalange, Prega Govender, Cebelihle Bhengu

Fuente: Times Live

Fuente de la Información: https://www.africafundacion.org/la-educacion-en-sudafrica-un-problema-estructural-2-4

 

Comparte este contenido:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.